Inicio arrow Artículos y Monográficos arrow Los Engramas del Nacimiento

Acceso usuarios






¿Recuperar clave?
¿Quiere registrarse? Regístrese aquí
Los Engramas del Nacimiento PDF Imprimir E-Mail

 

La Venida al plano físico y el Nacimiento en este mundo

 

Desde el punto de vista holístico, y teniendo en cuenta todos los planos y aspectos de un ser humano, el nacimiento de un nuevo ser es en realidad la “encarnación” de una partícula de energía pura de VIDA y CONSCIENCIA ( Espíritu, Alma ) en un cuerpo y un mundo que no son el suyo, puesto que procede del Universo ( el Todo o Dios ), el mundo Espiritual. La venida al plano físico y el nacimiento en este mundo material es toda una gran aventura para la consciencia o alma que va a “encarnar”, es decir : adoptar una envoltura material o cuerpo físico hecho de una materia o sustancia imperfecta, muy distinta a la naturaleza de la sustancia perfecta ( Energía Universal, VIDA, Fuerza Amorosa, LUZ PURA ) de la que procede.

 

El feto que va a nacer está a punto de atravesar una transición entre 2 mundos totalmente opuestos y distintos : el Mundo o Plano Espiritual (Universo-Energía) de donde viene y donde tiene su verdadero origen, y que es para él como un mar de energía nutridora y acogedora, y el desconocido Mundo o Plano Físico (Tierra-Materia) a donde llega, que experimenta como una atmósfera que separa, aísla y desconecta. El NACIMIENTO es el 1er cambio de ambiente importante. De la vida Acuática (Elemento AGUA) se pasa de repente a la vida Aérea (Elemento AIRE). El útero materno y la placenta representan para el alma encarnante un medio lo más parecido posible a ese mar de energía nutridora y acogedora del que viene en el mundo espiritual.

 

 

        El Trauma del Nacimiento y Engramas de nacimiento

 

Por la propia naturaleza de cada uno de esos dos mundos y el contraste y restricción tan grande que supone al Alma adoptar una envoltura material de tanta densidad, ya de por sí el nacimiento es una experiencia dolorosa. Pero si además no se le facilita esa transición y se lo ponemos difícil al delicado y sensible ser que va a nacer, esa transición puede ser un auténtico TRAUMA : una experiencia vivida de forma negativa y dolorosa que no puede asimilarse ni integrarse en la Consciencia. Según Frederic Leboyer (ginecólogo francés que ha recomendado siempre la gran importancia de un nacimiento sin violencia y que aplica y enseña desde hace tiempo), el nacimiento habitual en los hospitales y clínicas actuales es un “paseo por el infierno”.

 

 

         Trauma-Engrama de ASFIXIA ( Anoxia ) :

 

         Hasta el momento del nacimiento el oxígeno venía del cordón umbilical, pero al nacer es cortado bruscamente, lo que obliga al organismo a buscar su abastecimiento de oxígeno por medio de las vías respiratorias ( por este motivo se suspende al recién nacido boca abajo y se le golpea en las nalgas, para que libere este líquido y pueda respirar. Con una persona que se ahoga en el agua se actúa de manera parecida para intentar expulsarle el agua que le impide respirar ). Esto provoca un trauma importante que genera una sensación de asfixia y miedo que puede llegar a convertirse en pánico. Esta sensación de asfixia ó ahogo proviene del líquido amniótico que aún llena las vías respiratorias, y le da la impresión de morir ( miedo a morir asfixiado ). Imaginar qué siente una persona que se ahoga y al sacarla del agua no puede respirar porque sus vías respiratorias están saturadas de agua, nos ayuda a hacernos una idea aproximada de lo que siente el recién nacido en estas condiciones.

 

La sensación de ahogo, estrangulación y asfixia ( falta de aire ), junto con la falta o ausencia de oxígeno consecuente ( hipoxia, anoxia ) es un estrés y trauma muy fuerte que el recién nacido experimenta como sentirse morir al nacer. El primer grito-llanto que acompaña el primer reflejo respiratorio no sólo demuestra a los parteros que el aire llega bien a los pulmones, sino también que el bebé vive su nacimiento de forma traumática. Sentirse morir al nacer supone una CONTRADICCIÓN EXISTENCIAL que ya graba el engrama ( programación ) : VIVIR es igual a MORIR.

 

    Por otro lado, el cordón umbilical es cortado antes de que sus reflejos cardiovasculares funcionen completamente, lo que le hace hinchar el pecho y contener la respiración ( bloqueo torácico-diafragmático-respiratorio ). Además, el suspenderle en el aire agarrado por los pies, cambiándole bruscamente de su acostumbrada posición fetal ( enroscado, recogido, protegido ) a otra posición completamente extendida y sin soporte le crea una fuerte sensación de inseguridad, falta de apoyo y miedo a caerse ( bloqueo por falta de enraizamiento ). Las pesadillas en que se cae al vacío reflejan muy bien el miedo que puede sentir el recién nacido en ese momento.

 

El estrés y sufrimiento de la primera respiración graba un mensaje-engrama (una programación) que luego durante la vida tiende a disminuir la amplitud de la respiración ( se restringe, inhibe y bloquea ). La memoria tisular-celular provoca una respiración de pequeña y limitada amplitud, como si la persona inconscientemente temiera respirar amplia y profundamente ( engrama negativo = trauma de la primera respiración ).

 

 

         Trauma-Engrama de  SEPARACIÓN ( Desconexión ) :

 

Además de cortarle demasiado rápido el cordón umbilical que le une a la madre, normalmente le separan enseguida de ella para limpiarlo, analizarlo y vestirlo. Esto le provoca una sensación de separación, aislamiento, desconexión, inseguridad y miedo, la sensación de no seguir unido a la matriz que le sustentaba, de ser desconectado de la Fuente, del Todo que le proporcionaba protección, seguridad y alimento ( sensación de Desintegración ).

 

Nada más acabar de salir del útero, le llevan al “nido” donde está totalmente separado de su madre y aislado. Se retrae del mundo exterior y a menudo pierde el impulso original de mamar del pecho de su madre, porque pierde la sensación interna de conexión con la fuente que hasta ahora le alimentaba. Por otro lado, le visten enseguida; sólo puede tocar tejidos artificiales pero no su propia piel ni la de su madre, perdiendo su sentido del tacto original. Cuando sea adulto tendrá miedo de que le toquen y no sabrá cómo tocar. Vive esa separación brusca como si fuera literalmente arrancado de golpe del Todo que le sostenía, acogía, protegía y nutría. La salida del Plano Espiritual donde experimenta una total unión con el Todo y la entrada al Plano Físico que le “arranca” de su fuente de origen le supone una separación tan brusca y traumática que crea el engrama-grabación : VIVIR es igual a DESINTEGRARSE ( Desconectarse del Todo, la Fuente ).

 

 

         Trauma-Engrama de AGRESIÓN SENSORIAL  ( Luz, Ruido, Temperatura ) :

 

Del silencio y oscuridad del útero materno, de repente el feto sufre un cambio sensorial muy brusco que supone las artificiales e intensas luces de la sala de partos, así como los ruidos de instrumentos, personas que no conoce y otros ruidos ambientales. Como le deslumbran las luces contrae los ojos y se resiste a ver (bloqueo Ocular). El ruido le obliga a disminuir y cerrar sus facultades auditivas (bloqueo Auditivo). Por otro lado, cuando el feto abandona el cálido útero materno se suele encontrar con un ambiente frío, y su primer contacto con un ser humano a través de unas manos enguantadas en fría goma, con lo que también experimenta un brusco cambio de temperatura y una falta de calor y contacto humano de piel a piel. Todo ello crea el engrama o grabación : VENIR A LA VIDA FÍSICA es FRÍO, CEGADOR y RUIDOSO ( una agresión sensorial ).

 

 

Trauma-Engrama de INTOXICACIÓN :

 

        El feto recibe sustancias tóxicas o venenosas a través del cordón umbilical porque la madre fuma, se droga, toma medicamentos, bebe alcohol, ingiere alimentos nocivos, respira gases tóxicos o es expuesta a algún tipo de sustancia, líquido, alimento o ambiente que contamina e intoxica el organismo del feto.

 

Trauma-Engrama de AGRESIÓN FÍSICA :

 

        Debido a problemas en la gestación, complicaciones en el parto, la pelvis materna estrecha, intereses del personal médico u otras razones, el feto puede experimentar una agresión o trauma físico porque : es extraído con fórceps, sale de piernas, le comprimen o deforman el cráneo, le rompen un hueso, se cae al suelo, recibe un golpe, etc.

 

Trauma-Engrama de RECHAZO :

 

El neonato es rechazado por su madre porque NO ES DESEADO y/o porque la concepción y gestación no han sido aceptadas con amor ( Rechazo Prenatal ).

 

 

Trauma-Engrama de la INCUBADORA :

 

Para muchos bebés prematuros que todavía no dan el peso para considerarse formados, la estancia en la incubadora puede ser una experiencia muy desagradable e incluso traumática. En este caso pueden experimentarse sensaciones como frío, debilidad física, ser observado como un “bicho raro”, molestia a la luz ( fotofobia ), desprotección e indefensión, aislamiento, soledad y abandono por falta de contacto con la madre. La incubadora es para la consciencia del neonato un lugar extraño, artificial, frío y solitario comparado con el cálido, conocido y acogedor espacio interior que representa el útero materno.

 

 

Trauma-Engrama de PELIGRO DE MUERTE :

 

El bebé atraviesa una experiencia cercana a la muerte durante la gestación o el nacimiento : intento de aborto, enfermedad de la madre, accidente, cordón umbilical enrollado al cuello, etc.

 

 

Todos esos engramas negativos constituyen grabaciones traumáticas, verdaderas programaciones negativas en el cuerpo y la mente del recién nacido, y crean la impresión de que ha perdido un lugar o mundo de paz, tranquilidad, acogimiento y seguridad ( Mundo ESPIRITUAL ) para entrar en un mundo o lugar inseguro, espantoso y peligroso ( Plano FÍSICO ). Con esas experiencias, el sistema de registro de información ( inconsciente ) elabora decisiones negativas,  y junto con ellas las creencias primarias sobre lo que es el mundo físico y lo que supone venir a él, como :

 

·        “Este mundo es un lugar hostil y peligroso ( Amenazador )”.

·        “La vida física es dolorosa”.

·        “Los seres humanos hacen daño”.

·        “Aquí se me rechaza, no soy aceptado”.

 

La mayor parte de decisiones y actos en la vida están condicionados o determinados por la vivencia de los primeros instantes de vida ( el NACIMIENTO ). A la luz de estos hechos, el nacimiento armónico y sin violencia ni trauma sería :

 

·        Luz suave, natural y sin ruidos ( silencio, voces suaves y tranquilas ). Pocas personas y conocidas. Es necesario que el padre esté presente.

 

·        Parto en el AGUA. El recién nacido es mantenido un tiempo en un medio acuático en donde puede moverse cómodamente, acordarse del lugar que va dejando y hacer la transición de forma lenta y gradual para que le de tiempo a adaptarse al nuevo elemento/medio.

 

·        Que aprenda a respirar por la vía aérea de forma progresiva mientras se conserva el cordón umbilical que todavía le une a la madre y le suministra el oxígeno procedente de ella. Se corta en el momento en que ya deja de ser necesario.

 

Lo más importante es hacerle sentir que el espacio exterior o mundo  al que acaba de llegar es tan acogedor como el que está abandonando. Para ello, se le deja tanto tiempo como sea posible en contacto con la Madre para que registre el acto de venir a este nuevo mundo como algo AGRADABLE y SEGURO ( que aquí no corre peligro y es bienvenido ).

 

         De esta manera, el paso de la vida Acuática-Intrauterina-Espiritual a la vida Aérea-Exterior-Física puede ser no traumático y así el inconsciente puede elaborar decisiones positivas, y con ellas creencias básicas a partir de la vivencia de lo que será una “buena entrada” a ese mundo que constituirá su vida durante mucho tiempo, decisiones-creencia como :

 

·        “Este mundo es un lugar agradable y acogedor ( Seguro )”.

·        “La vida física es placentera”.

·        “Los seres humanos me quieren”.

·        “Aquí se me acepta”.

 

Estas decisiones y creencias primarias condicionarán y determinarán durante la vida la tendencia a elegir decisiones y actos positivos. De acuerdo al principio fundamental del trabajo con los engramas en DPC : “la única forma de eliminar un trauma ( engrama negativo ) es conectar con la CARENCIA pendiente del pasado y SATISFACERLA en el presente de forma CONSCIENTE, para transformar esos engramas negativos será necesario volver a vivir el Nacimiento, y desde la consciencia :

 

1.    Expresar y liberar las sensaciones y emociones traumáticas.

2.    Satisfacer la carencia ó necesidad pendiente.

3.    Sustituir el componente negativo del engrama por otro POSITIVO.

4.    Cambiar las creencias y decisiones primarias sobre la vida.

 

Con ello se produce un Segundo Nacimiento o verdadero RENACIMIENTO que hace posible reconstruir un argumento de vida satisfactorio.

 
< Anterior   Siguiente >

Artículo Recomendado

NOTA IMPORTANTE :
 
Debido a la gran cantidad de personas de Latinoamérica
 
que nos piden cursos o formaciones on-line, informamos que
 
todas nuestras enseñanzas son PRESENCIALES Y VIVENCIALES,
 
y que tienen lugar en nuestra escuela de ESPAÑA.